Subscribete

La adicción a Internet es una conducta compulsiva y repetitiva que usa medios tecnológicos para desarrollar actividades comunes. (…) La adicción a reemplazar actividades como la comunicación con la pareja, amigos y en general a relacionarse con el resto de la sociedad, tanto en el ámbito laboral como social, por medios electrónicos, comenzó a principio de los 90 (…)

adiccion

Así como los drogadictos buscan un mundo ideal, fantasmal o idílico en las drogas, aún a sabiendas que esto es irreal, los tecnoadictos, en forma análoga, buscan en la tecnología también un mundo irreal donde poder ocultar sus temores, y hasta adoptar una personalidad distinta a la real. Es común que estas personas adopten roles virtuales muy distintos a sus características reales tanto en edad como en sexo. La meta es ocultarse tras el manto de anonimato que hoy la tecnología puede ofrecer.

Existen 3 tipos de adicción a Internet:

  • Los que están interesados en su ordenador y navegan durante horas para encontrar programas e incorporarlos a su equipo.

  • Los que aprovechan las horas de conexión para relacionarse con otros internautas

  • Y quienes ya padecen ludopatía y utilizan la red para jugar

Casi un tercio de nuestros menores es adicto a Internet. Según un reciente estudio del INTECO, lo que más preocupa a los padres sobre el uso de Internet de sus hijos, es el de la dependencia o uso abusivo (un 39,5% lo mencionó de forma espontánea en la encuesta realizada). El uso abusivo y/o adicción a las TIC, son fenómenos conocidos tanto entre padres (8 de cada 10) como entre hijos (6-7 de cada 10). Los riesgos de esta adicción preocupa a los padres, ya que la dependencia o uso excesivo es considerado, por un 42,8% de los padres, un riesgo muy grave. En el caso de aislamiento social (renuncia a otras actividades por estar conectado), un 34,5% de los padres juzgan esta conducta como muy grave.Según ese mismo estudio, casi 3 de cada 10 menores, ha realizado un uso abusivo de las TIC. Un 28,7% de los menores, dice haber experimentado situaciones de aislamiento social (entendido como renuncia a estar con amigos) y un 26% reconoce haber sufrido episodios de dependencia o uso excesivo.